Thursday, July 26, 2007

AGRICULTURA ORGANICA Y SEGURIDAD ECONOMICA

La agricultura orgánica ya no es sólo un fenómeno de los países desarrollados: se practica con fines comerciales en 120 países, con 31 millones de hectáreas y un mercado de 40 000 millones de dólares EE.UU. en 2006, según subrayó la FAO en su Conferencia internacional sobre agricultura orgánica y seguridad alimentaria.
En el informe “Agricultura orgánica y seguridad alimentaria”, la Organización de la ONU identifica las ventajas e inconvenientes de la agricultura orgánica y su contribución a la seguridad alimentaria, analiza las cadenas de suministro orgánicas en el marco del Derecho a la alimentación y propone iniciativas de políticas e investigación para mejorar el rendimiento de la agricultura orgánica a nivel nacional, internacional e institucional.
“El rasgo principal de la agricultura orgánica es que se basa en recursos productivos que se encuentran a nivel local y no dependen de combustibles fósiles. Trabajar con procesos naturales incrementa la rentabilidad y la resistencia de los ecosistemas agrícolas a las condiciones climáticas adversas”, señala el documento.
“Al gestionar la biodiversidad en el tiempo (rotación de cultivos) y en el espacio (cultivos mixtos), los agricultores orgánicos utilizan su trabajo y los servicios medioambientales para incrementar la producción de una forma sostenible. La agricultura orgánica rompe también el círculo vicioso del endeudamiento para conseguir insumos agrícolas, que ha llevado a un incremento alarmante en el número de suicidios de campesinos.
El documento reconoce que “la mayor parte de la producción de alimentos orgánicos certificados en los países en desarrollo se destina a la exportación”, y añade que “cuando los cultivos comerciales certificados van ligados a mejoras agroecológicas y un incremento de los ingresos para los campesinos pobres, se produce una mejora en el autosuficiencia alimentaria y una revitalización de la agricultura a pequeña escala”.
Trabajo y conocimiento intensivos
El documento subraya que para convertirse a la agricultura orgánica son necesarios algunos requisitos, principalmente conocimientos agroecológicos y disponibilidad de mano de obra. “Gestionar la agricultura orgánica supone un enfoque basado en el conocimiento que requiere comprender los procesos agroecológicos. No es fácil cuando escasea la mano de obra, como sucede en las poblaciones diezmadas por el VIH/SIDA.”
Sin embargo, la necesidad de mano de obra en las granjas orgánicas y la mejor remuneración proporcionan oportunidades de empleo en lugares en los que este recurso es abundante, por lo que va en beneficio de los medios de subsistencia agrícolas, según la experta de la FAO Nadia Scialabba.
El informe cita también algunos estudios recientes sobre el suministro mundial de alimentos orgánicos que indican que la agricultura orgánica es capacidad de producir alimentos suficientes en base per capita para toda la actual población mundial.
“Estas proyecciones sugieren que la agricultura orgánica tiene el potencial de cubrir el suministro mundial de alimentos, al igual que lo hace hoy la agricultura convencional, pero con un impacto menor sobre el medio ambiente”, según la FAO.
El documento pide a los gobiernos que dediquen recursos a la agricultura orgánica e incluyan sus objetivos dentro de sus estrategias nacionales de desarrollo agrícola y de reducción de la pobreza, con énfasis particular en las necesidades de los grupos vulnerables.
También insiste en la necesidad de invertir en el desarrollo de recursos humanos y la formación en agricultura orgánica como parte de las estrategias de desarrollo sostenible.
Según la Comisión del Codex Alimentarius, y todas las legislaciones existentes a nivel nacional, “la agricultura orgánica es un sistema holístico de gestión de la producción que evita el uso de fertilizantes químicos, pesticidas y organismos genéticamente modificados, reduce al mínimo la polución del aire, suelo y agua y logra un nivel óptimo de salud y productividad de las comunidades interdependientes de plantas, animales y seres humanos”.
La Conferencia internacional en agricultura orgánica y seguridad alimentaria está organizada por la FAO en asociación con diversos entes: Associazione Italiana per l’Agricoltura Biologica, Centre international de hautes études agronomiques méditerranéennes, Federación internacional de movimientos de agricultura orgánica, Rural Advancement Foundation International, Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Third World Network, Research Institute for Organic Agriculture y Worldwatch Institute. (Fuente FAO)



Agroexportaciones crecerían 25% por el apoyo de Agrobanco y la firma del TLC con EE.UU., señaló José Ordoñez, gerente de Agro de Adex. Asimismo, se espera que la presencia de los bancos Rabobank de Holanda y Crédit Agrícole de Francia brinden capital que consolide el apoyo a las cadenas productivas del sector. (Fuente: Invertia)


Se incrementan exportaciones de café En el primer bimestre del año las exportaciones de café se incrementaron en 93% hasta los US$ 49.9 millones, destinándose a un total de 24 países de destino. EE.UU. fue el principal mercado (41% del total), seguido de Alemania (22%), Bélgica (17%) y Francia (4%). (Fuente: ADEX)


Cítricos. En 2007 se exportaría 40 mil TM de cítricos principalmente a Reino Unido y EE.UU. según Procitrus. Si bien Reino Unido es el principal mercado, absorbiendo el 40% del total de envíos, se espera que EE.UU. cobre mayor relevancia considerando la superación de barreras fitosanitarias. Al primer trimestre la exportación de cítricos habría ascendido a 800 TM. (Fuente: Peru.com)


Uva. En el período octubre 2006 – febrero 2007 los volúmenes exportados de uva se incrementaron en 25.1% hasta los 28.4 millones de kilos, informó la Asociación de Productores de Uva. Las principales variedades exportadas fueron la Red Globe (75% del total) destinándose hacia China y EE.UU.; y la Flame Seedles (13% del total). (Fuente: Andina)
Exportaciones no tradicionales destinadas a Japón se incrementaron 96.1% en enero, sumando los US$ 7.4 millones y representando el 10% del total exportado hacia dicho país (US$ 77.3 millones), destacando la dinámica de los sectores sidero metalúrgico (764.4%) y agropecuario (72.1%). En 2007 los envíos sumarían los US$ 80 millones y para 2010 los US$ 120 millones. (Fuente: Prompex)




Saturday, July 21, 2007

Estimado Señor: Lic. JESUS SAAVEDRA JIMENEZ
DIRECTOR DE MISION RURAL

Someto a su consideración el artículo adjunto que hace una crítica al sistema de educación rural, caracterizado por una evidente contradicción entre lo que las escuelas enseñan a los futuros agricultores y lo que ellos realmente necesitan y deben aprender para que puedan ser productores rurales más eficientes y más emprendedores. Sus comentarios críticos serán bienvenidos.

Informaciones adicionales respecto a esta iniciativa em pro de una educación rural más objetiva, realista y emancipadora están disponibles en página web http://www.polanlacki.com.br

Si usted ya está recibiendo mis textos a través de alguna otra dirección de e-mail o sencillamente no desea seguir recibiendo los artículos de mi autoria, le ruego responder este mensaje incluyendo en "Asunto" la palabra REMOVER.

Saludos de

Polan Lacki Rua Bispo Dom José, 2051 apto 706Fones: ( 55-41) 3243-2366 Cel 9602-123980440-080 Curitiba - Paraná
E-mails: Polan.Lacki@onda.com.br y Polan.Lacki@uol.com.br
Páginas web http://www.polanlacki.com.br e http://www.polanlacki.com.br/agroesp



El fracaso de una educación, rural y urbana, que ofrece "el circo antes del pan"-Polan Lacki

En los países latinoamericanos, un creciente porcentaje de jóvenes, del medio rural y urbano, ya está consiguiendo concluir la enseñanza fundamental y hasta la media o secundaria. Desafortunadamente, este éxito es más aparente que real, pues en términos concretos está produciendo resultados decepcionantes. Los jóvenes, ahora más escolarizados y con un horizonte de aspiraciones y ambiciones ampliado, se sienten frustrados, por no decir engañados. Después de haber estudiado en esos largos 11 años, durante los cuales alimentaron la ilusión de que este esfuerzo les ofrecería un futuro de oportunidades y de prosperidad, ellos descubren que no están aptos ni para obtener siquiera un modestísimo empleo; pues egresan del sistema escolar sin poseer las "cualidades" que los empleadores esperan y necesitan encontrar en un buen empleado. Esto ocurre porque el sistema de educación, rural y urbano, no les proporciona los conocimientos útiles, las aptitudes necesarias y ni siquiera las actitudes y los valores que necesitan para ser buenos empleados; tampoco los prepara para que sean buenos ciudadanos y padres de familia que sepan educar, orientar, alimentar y cuidar de la salud de sus hijos, etc. Hablemos sin eufemismos, a excepción de lo que les fue enseñado en los tres primeros años (leer, escribir, efectuar las 4 operaciones aritméticas, aplicar la regla de tres y conocer el sistema métrico), prácticamente todos los demás conocimientos son irrelevantes para que ellos puedan tener un mejor desempeño en el trabajo y en la vida personal, familiar y comunitaria. En esos ocho años posteriores, los pocos contenidos que podrían ser útiles suelen ser enseñados de manera excesivamente teórica, abstracta, fragmentada, y desvinculada de la vida y del trabajo, con lo que se transforman en virtualmente inútiles. Entonces, se impone la siguiente pregunta: ¿para qué estudiaron esos ocho años adicionales?

Seamos objetivos y realistas: ¿cuál es la utilidad o aplicabilidad en la vida cotidiana que tiene la enseñanza teórica de los logaritmos, los determinantes, la geometría analítica, la raíz cuadrada y cúbica, o la enseñanza "memorística" sobre la historia de Cleopatra o de la Emperatriz de Bizancio, los faraones y las pirámides del Egipto, la historia de la Mesopotamia y las altitudes de las Montañas Rocosas? Algunos defensores de este conservadorismo educativo afirman que tales contenidos son necesarios para desarrollar la creatividad, el ingenio, el sentido crítico e investigativo, el espíritu de iniciativa de los educandos y para ofrecerles una supuesta "formación integral". Personalmente, opino que existen formas más inteligentes y productivas para alcanzar tales objetivos. Contenidos más cercanos - en el tiempo y en el espacio - a las realidades cotidianas de los educandos serían mucho más eficaces para desarrollar sus potencialidades latentes, para establecer relaciones entre causas y efectos, para evitar que repitan los errores que fueron cometidos en el pasado, etc. Otros teóricos afirman que es necesario mantener esos contenidos para "democratizar" las oportunidades de acceso a la universidad, ignorando que, en la mayoría de los países de América Latina, apenas 5 o 10% de los jóvenes tienen ese privilegio. En tales condiciones, no es lógico ni justo castigar y aburrir a los otros 90 o 95 % que no llegarán a la universidad, haciéndoles estudiar durante ocho años temas excesivamente teóricos, abstractos, lejanos, no utilizables y prescindibles, por no decir inútiles.

En la dinámica del mundo contemporáneo, los educandos tienen motivaciones e intereses mucho más inmediatos y concretos. Su principal aspiración es obtener un trabajo bien remunerado para acceder a los bienes y servicios que ofrece la vida moderna y poder constituir una familia próspera y feliz. Por lo tanto, una educación realista deberá estar orientada al logro de esos anhelos y necesidades concretas y prioritarias de la mayoría de la población; y no a proporcionarle una creciente cantidad de informaciones descontextualizadas, que son irrelevantes y no utilizables en la solución de sus problemas cotidianos.
La realidad concreta nos indica que, después de concluir o abandonar la escuela fundamental o media, la gran mayoría de los educandos rurales:

A - en una primera etapa, van a dedicarse actividades agropecuarias, como productores o como empleados rurales, en las cuales fracasan, entre otras razones, porque la escuela rural prefirió enseñarles la historia del Imperio Romano y el Renacimiento Francés, en vez de enseñarles a producir, administrar predios rurales y comercializar las cosechas con mayor eficiencia; ignorando que este es el primer requisito para que puedan incrementar sus ingresos y, gracias a ello, sobrevivir con dignidad en el medio rural.
B - en una segunda etapa, después de fracasar en las actividades rurales, esos ex-agricultores y sus hijos emigran para las ciudades donde serán ayudantes de la construcción civil, albañiles, pintores o carpinteros, choferes, maniobristas o cuidadores de automóviles, policías y vigilantes, cocineros o mozos, y vendedores callejeros, empleadas domésticas o limpiadoras de oficinas y de edificios residenciales, barrenderos (recolectores de basura), oficinistas y obreros de empresas públicas y privadas, etc.; pues, en el mundo moderno son esas actividades urbanas las grandes empleadoras de mano de obra.

Lo anterior significa que los contenidos curriculares de las escuelas rurales no respondieron a las necesidades de los padres y ahora los contenidos de las escuelas urbanas no responden a las necesidades concretas de sus hijos. Para que esas mayorías puedan realizarse como personas y sean más eficientes y productivas, necesitan de conocimientos que sean útiles y aplicables para mejorar el desempeño en las ocupaciones mayoritarias recién mencionadas; y especialmente para que puedan desempeñar, con eficiencia, otras actividades que son más valoradas por la sociedad y por el mercado de trabajo. El barniz pseudo cultural e intelectual, tan frecuente en nuestros obsoletos currículos, no contribuye al logro de ninguno de esos dos objetivos, pues los potenciales empleadores no están muy interesados en saber si los jóvenes candidatos a un empleo conocen la biografía de Montesquieu, Robespierre o Richelieu.

El abismo existente entre aquello que el sistema de educación enseña y lo que los educandos realmente necesitan aprender es sencillamente inaceptable. Esa disfunción educativa es tan perjudicial a nuestra juventud, al sector productivo y al futuro de nuestras naciones que no podemos seguir aceptando teorizaciones, justificaciones y elucubraciones de los "especialistas' que insisten en mantener en los currículos lo superfluo, en vez de reemplazarlo por lo esencial. La sociedad en su conjunto deberá exigir que el sistema de educación adopte transformaciones radicales, corajosas e inmediatas, pues las medidas cosméticas adoptadas por el referido sistema en las últimas décadas han demostrado ser mal priorizadas/orientadas, insuficientes e ineficaces. Los ciudadanos, quienes a través de sus impuestos, están financiando ese anacrónico sistema de educación y pagando las consecuencias de esa mala calidad educativa, tienen todo el derecho de exigirlo; y el sistema de educación tiene el deber de acatar esta justísima reivindicación. Los contenidos que la mayoría de los educandos, probablemente, nunca utilizará deberán ser sumariamente extirpados de los currículos y reemplazados por conocimientos que tengan una mayor probabilidad de ser utilizados por la mayoría de los educandos, durante el resto de sus vidas. Es necesario ofrecerles una educación que les ayude a que ellos mismos, puedan transformar sus realidades adversas, corregir sus ineficiencias y solucionar sus problemas cotidianos.

Las crecientes multitudes de desempleados/subempleados, pobres y miserables que no poseen dinero para pagar un techo digno, comprar los alimentos y las medicinas y mandar sus hijos a la escuela, al médico y al dentista, necesitan, en primerísimo lugar, de una educación útil, en el sentido de que las habilite a conseguir un trabajo/empleo generador de un salario razonable, con el cual puedan satisfacer las necesidades primarias de supervivencia de sus familias. Estas multitudes de "mal-educados" por nuestras escuelas no están muy interesadas en saber cual es la altitud del Everest o la extensión del Río Nilo; tampoco en conocer la historia de las competencias y batallas que ocurrieron en el Circo Máximo o en el Coliseo de Roma. Después que adquieran los conocimientos necesarios para ser empleados más productivos, mejores ciudadanos y buenos padres de familia ellos podrán buscar las oportunidades y fuentes donde adquirir los otros conocimientos que satisfagan a sus curiosidades y a sus intereses intelectuales y culturales. Esas oportunidades y fuentes de conocimientos no necesariamente deberán ser proporcionadas a través del sistema de educación formal (escolarizada). Es comprensible que los privilegiados de la sociedad que ya tienen acceso al pan deseen ir al circo. Sin embargo, la prioridad de la gran mayoría constituida por los no privilegiados, por los pobres, por los sufridos y por los abandonados es diferente, ellos quieren primero el pan y después el circo.
Documentos que amplían y fundamentan las propuestas de este artículo podrán ser solicitados a través del e-mail Polan.Lacki@onda.com.br o encontrados en la sección "Artículos" de la Página web http://www.polanlacki.com.br y en la nueva Página http://www.polanlacki.com.br/agroesp


Y para concluir, la siguiente reflexión que está muy identificada con el actual desafío de nuestra educación: "Es necesario navegar, dejando atrás las tierras y los puertos de nuestros padres y abuelos; nuestros barcos tienen que buscar la tierra de nuestros hijos y nietos, aún no vista, desconocida"-Nietzsche













Tuesday, July 10, 2007


LA CRUZ DEL SIGLO EN CHALACO, MUY VISITADA EN LA FIESTA DE LAS CRUCES EN EL MES DE SETIEMBRE.

Friday, July 06, 2007


EL DIRECTOR DE LA REVISTA MISION RURAL, LIC. JESUS SAAVEDRA JIMENEZ, EN LA PLAZA DE ARMAS DEL DISTRITO DE CHALACO, PIURA, PERU.

Wednesday, July 04, 2007

DÉCIMO NOVENA POLÍTICA DE ESTADO
Desarrollo sostenible y gestión ambiental

Nos comprometemos a integrar la política nacional ambiental con las políticas económicas, sociales, culturales y de ordenamiento territorial, para contribuir a superar la pobreza y lograr el desarrollo sostenible del Perú. Nos comprometemos también a institucionalizar la gestión ambiental, pública y privada, para proteger la diversidad biológica, facilitar el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, asegurar la protección ambiental y promover centros poblados y ciudades sostenibles; lo cual ayudará a mejorar la calidad de vida, especialmente de la población más vulnerable del país.
Con ese objetivo el Estado: (a) fortalecerá la institucionalidad de la gestión ambiental optimizando la coordinación entre la sociedad civil, la autoridad ambiental nacional, las sectoriales y los niveles de gestión descentralizada, en el marco de un sistema nacional de gestión ambiental; (b) promoverá la participación responsable e informada del sector privado y de la sociedad civil en la toma de decisiones ambientales y en la vigilancia de su cumplimiento, y fomentará una mayor conciencia ambiental; (c) promoverá el ordenamiento territorial, el manejo de cuencas, bosques y zonas marino costeras así como la recuperación de ambientes degradados, considerando la vulnerabilidad del territorio; (d) impulsará la aplicación de instrumentos de gestión ambiental, privilegiando los de prevención y producción limpias; (e) incorporará en las cuentas nacionales la valoración de la oferta de los recursos naturales y ambientales, la degradación ambiental y la internalización de los costos ambientales; (f) estimulará la inversión ambiental y la transferencia de tecnología para la generación de actividades industriales, mineras, de transporte, de saneamiento y de energía más limpias y competitivas, así como del aprovechamiento sostenible de los recursos forestales, la biotecnología, el biocomercio y el turismo; (g) promoverá y evaluará permanentemente el uso eficiente, la preservación y conservación del suelo, subsuelo, agua y aire, evitando las externalidades ambientales negativas; (h) reconocerá y defenderá el conocimiento y la cultura tradicionales indígenas, regulando su protección y registro, el acceso y la distribución de beneficios de los recursos genéticos; (i) promoverá el ordenamiento urbano, así como el manejo integrado de residuos urbanos e industriales que estimule su reducción, reuso y reciclaje; (j) fortalecerá la educación y la investigación ambiental; (k) implementará el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental para asegurar la participación ciudadana, la coordinación multisectorial y el cumplimiento de las empresas de los criterios y condiciones de protección ambiental; (l) regulará la eliminación de la contaminación sonora; (m) cumplirá los tratados internacionales en materia de gestión ambiental, así como facilitará la participación y el apoyo de la cooperación internacional para recuperar y mantener el equilibrio ecológico; y (n) desarrollará la Estrategia Nacional de Comercio y Ambiente.
Acuerdo Nacional