Wednesday, November 12, 2008

TAPIR DE ALTURA


Clasificación científica
Curioso tapirLos tapires pertenecen a la familia de los Tapíridos, incluida en el orden de los Perisodáctilos. Constituyen el género Tapirus. El tapir malayo recibe el nombre científico de Tapirus indicus, el tapir norteño se clasifica como Tapirus bairdii, el tapir amazónico como Tapirus terrestris y el tapir de montaña como Tapirus pinchaque.

El Tapir de altura o tapir pinchaque (Tapirus pinchaque) es la especie menos conocida y la más pequeña dentro de las especies de tapires. Los ancestros del tapir de altura datan de más de 55 millones de años en Norte América, Europa y Asia.

Esta especie está distribuida actualmente desde los Andes del Norte del Perú, pasando por la cordillera Este de Ecuador y finalmente hasta los Andes Colombianos. En el Perú, se ha reportado la existencia del tapir de altura en las provincias de Piura y Cajamarca. El Santuario Nacional Tabaconas Namballe es la única área natural protegida que protege poblaciones de esta especie en el Perú.

Los tapires son los perisodáctilos más antiguos y están emparentados con los caballos y los rinocerontes. La familia de los tapires está representada por cuatro especies y todas pertenecen al mismo género. El tapir norteño o de Baird, el tapir amazónico y el tapir de montaña o andino habitan en Sudamérica y América Central en donde también se llama anta, mientras que la cuarta especie, el tapir malayo, está restringida a las selvas de Indochina y la isla de Sumatra. La pérdida de hábitat y la caza han llevado al tapir norteño y al andino al borde de la extinción.

DescripciónMide de 1,7 a 2 metros de largo y puede pesar de 227 a 250 kgs. Cuerpo de color gris, orejas marrones con las puntas blancas. Presenta una trompa en el labio superior.

Costumbres
Generalmente nocturno, parcialmente diurno; terrestre; solitario o en pares; a veces usan la misma área. Se alimentan de frutos y hierbasde ambientes secos y pantanosos. Se desplazan ampliamente dentro del bosque, incluyendo tierra firme, lejos del agua. Por el día descansan entre la densa vegetación, especialmente entre los pantanos. Sus huellas son frecuentes en el bosque, son tímidos, silenciosos y raramente se les observa.

El excremento es un gran montón de fibras, semillas y fragmentos de hojas, a menudo depositados en el agua. Cuando están en peligro corren al agua, sumergiéndose y nadando debajo la superficie. Estos animales gustan de lamer la sal de las colpas, frecuentemente en los mismos lugares dondes están los pecaries. La hembra tiene una camada al año, con una cría por camada.

HábitatVive en los bosques densos y en las zonas de pastos de América Central, América del Sur y Asia. Los tapires tienen el cuerpo robusto, patas y cola cortas; los ojos son pequeños, las orejas redondeadas y erguidas, y el labio superior se prolonga en una trompa o probóscide muy flexible. Los sentidos del olfato y el oído están muy bien desarrollados y, al parecer, emiten sonidos de baja intensidad para comunicarse con otros miembros del grupo familiar, pues en la espesura de la vegetación la vista no resulta de gran ayuda.

Los tapires prefieren hábitats de orilla ribereñas con alguna vegetación herbácea, tales como orillas de los ríos, pantanos, pero también usan cualquier ambiente. Habitan en los bosques primarios, secundarios, bosques de galería y en hábitats abiertos con abundante vegetación.

Alimentación, enemigos y reproducción
Su dieta consiste en hojas, frutas y todo tipo de materia vegetal. Los tapires han sufrido pocos cambios respecto a las formas ancestrales del plioceno, y de hecho siguen perteneciendo al mismo género.
Sus enemigos naturales pertenecen, a excepción del ser humano, a la familia de los Félidos, por ejemplo el jaguar. La reproducción puede ocurrir en cualquier época del año y, tras un periodo de gestación de unos trece meses, la hembra pare un sola cría; ésta se caracteriza por nacer con un pelaje muy diferente al de los adultos, rayado y manchado, un camuflaje perfecto para pasar inadvertido ante sus enemigos.
Importancia biológica
Esta especie es un importante dispersador de semillas y polen. Esto asegura la supervivencia de casi el 33% del total de variedades de plantas. Esta especie no ha cambiado significativamente en los últimos 20 millones de años. Por esta razón, se le considera un “fósil viviente”, único genéticamente e irremplazable.

Amenazas
Pérdida de hábitats

Esta especie está amenazada por la destrucción de sus hábitats, la sobrecaza y la tala de las palmeras de aguaje. A lo largo de los Andes, los hábitats naturales están siendo destruidos sistemáticamente por carreteras, deforestación, agricultura, ganado y poblados causando la pérdida de los bosques húmedos y los páramos.

Caza
Hoy, los pobladores cazan al tapir de altura para alimentarse y para el uso medicinal. Hay creencias tradicionales de que sirven para curar la epilepsia y afecciones cardíacas. Sachavacayoc es una palabra quechua que se refiere al lugar donde se encuentra la vaca de monte, como deben haberla bautizado al tapir (Tapirus terrestris) los primeros migrantes de los andes que se encontraron con una. La sachavaca es uno de los animales más grandes de la amazonía. Veamos lo que dice Víctor Velásquez Zea sobre ella en su libro "La Fauna Silvestre de Madre de Dios" :

Amenazas de la Minería
Masivos proyectos de minería están planificados en alrededor del área montañosa conocida como Cerro Negro. Aquí quedan docenas de miles de hectáreas de bosque nublado virgen o casi virgen y cumbres esponjosas sin árboles, conocidas como páramos que proveen un último refugio para este tapir lanudo y ligero; al igual que para otras especies de plantas y animales raras, endémicas, y en peligro de extinción.

La población restante de tapires de montaña en Perú es de entre 200 y 300 individuos. Las investigaciones acerca de los impactos negativos de la minería en estas cumbres y vertientes de montaña son alarmantes, de acuerdo se afectarán y se están afectando buena parte de las tierras agrícolas más ricas del Perú, donde mangos, zapotes, limones, azúcar, banana, café, arroz, kapok, algarrobo y muchas otras cosechas de calidad son producidas. De manera general, el nor-occidente peruano es muy seco, con extensos desiertos, pero este lugar fue bendecido con más agua que la mayoría del Perú occidental, que cuenta entre los desiertos más secos del mundo.

Hasta el 2003, habían 206.000 hectáreas de bosque y páramo como hábitat apropiado para el tapir andino en los andes norteños del Perú, por arriba del declive de Huancabamba, que es el limite sureño del tapir andino, según estudios de los biólogos Diego Lizcano y Aivi Sissa, en su artículo del 2003: Notes on the Distribution and Conservation Status of Mountain Tapir en el Journal Tapir Conservation publicado por el Grupo de Especialistas del Tapir del UICN. Tal área podría sostener entre 350 y 375 tapires andinos en teoría, pero debido a una fuerte cacería o por el consumo local o por la venta de sus partes como medicina folklórica, transmisión de enfermedades y/o el estrés causado por disturbios a su hábitat por los humanos y el ganado que ellos mantienen, estimaría que solo poco más de la mitad de este numero persiste.

Si se deja que los proyectos mineros de Monterrico y de otros similares continúen, un golpe fatal y final sería infligido a este dispersador de semillas ¡muy importante para la ecología y antiguos fósiles vivientes del Perú.

Tal vez un 90% de la población de tapirus pinchaque de Perú, supervive actualmente en los páramos y bosques de neblina del noroeste de Perú, su especial hábitat será arrasado para dar paso a explotación minera a cielo abierto, eliminando, de esta forma, a un ecosistema vital que alberga además a otras especies registradas también como en vías de extinción por la Unión Mundial para la Naturaleza y por el Decreto Supremo peruano 013-99-ag.

Nuestros tapires de altura viven en una armoniosa co-evolución con los felinos más raros del mundo, el muy pocas veces avistado gato andino (oreailurus jacobita), osos de anteojos (tremartos ornatus), venados enanos (pudu mephistopeles), majaz (agouti taczanowsky y dinomiz braniickii), pava aliblanca (penélope albipennis), pava barbada (penélope barbata), cóndor andino (vultur griphus), jaguares (pantera onca), gato montés (felis colocolo), tigrillo (felis pardalis), etc. Existen, además, muchas otras especies en vulnerabilidad, raras, sin estudio y aún no descubiertas por la ciencia mundial.

Sin lugar a dudas que la explotación minera a cielo abierto en una región tan frágil como nuestros Andes septentrionales no sólo extinguirá a especies únicas en Perú como el tapir de altura, sino también agotará y contaminará irreversiblemente nuestras reservas acuíferas.





Obtenido de "http://wiki.sumaqperu.com/es/Tapir"

Thursday, November 06, 2008

BOSQUES DE CHALACO: ESTUDIO PRELIMINAR

Arnaldoa
ISSN 1815-8242 versión impresa


Arnaldoa v.14 n.2 Trujillo jul./dic. 2007

®download el artículo en el formato PDF

Como citar este artículo



ARTÍCULOS ORIGINALES



Estudio florístico y ambiental del bosque relicto Mijal en la provincia de Morropón, Piura

Floristic and enviromental study of relict forest Mijal in the Morropon province, Piura

Isidoro Sánchez Vega1 ; Nora Grados Quezada2

1 Herbario de la Universidad Nacional de Cajamarca Av. Atahualpa 1050, Edificio 1D-204. PERÚ. svisidoro@yahoo.com
2 Unidad de Proyectos Ambientales y Desarrollo Integral de la Universidad de Piura. Av. Ramón Mugica 131. Urb. San Eduardo. Piura, PERÚ. ngrados@udep.edu.pe




--------------------------------------------------------------------------------

Resumen

En este trabajo presentamos el estudio ambiental y florístico preliminar del bosque relicto de neblina denominado Mijal, ubicado en el Distrito de Chalaco, provincia de Morropón, Piura. El bosque se sitúa en la vertiente Occidental Andina, entre 2 600 - 3 400 msnm y tiene una extensión aproximada de 600 - 800 Hás. El estudio ecológico reconoce la presencia vegetación tipo matorral con árboles y arbustos caducifolios y perennifolios mas hierbas estacionales en el bs-MBT, bosque perennifolio triestratificado y epifitismo en el bh - MT y pajonal de gramíneas tipo páramo en el bmh-MT. La investigación florística registra la presencia de 76 familias, 150 géneros y 216 especies entre Pteridophyta y Angiospermae. De estas últimas, las dicotiledóneas tienen el mayor número de especies, con presencia de endemismos y nuevos registros para el país. Las familias Asteraceae, Poaceae, y Solanaceae son la que tienen el mayor número de especies.

Palabras clave: Florístico, endemismo, relicto, Zonas de vida natural.




--------------------------------------------------------------------------------

Abstract

We present the preliminary floristic and environmental study of the Mijal relict cloud forest, located in the District of Chalaco, Province of Morropón, Piura. The forest is located in the Andean western slope, between 2600 - 3400 msnm and has an extension of 600 - 800 Hás approximately. The ecological study recognizes the presence of scrub type vegetation with deciduous and evergreen trees and shrubs and seasonal grass in bs-MBT, evergreen forest tristratified and epiphytes in bh-TM and paramo grassland type in bmh-TM. The floristic survey provide the presence of 76 families, 150 genera and 216 species between Pteridophyta and Angiospermae. In Angiospermae, the dicotyledons have the greater number of species, with presence of endemism and new records for the country. The Asteraceae, Poaceae and Solanaceae families have the greater number of species.

Key words: Floristic, endemism, relict, Zones of natural life.




--------------------------------------------------------------------------------

Introducción

La Sierra del departamento de Piura es de extraordinaria importancia científica, por encontrarse dentro de la zona Amotape - Huancabamba, considerada por varios científicos como un área de biodiversidad excepcional (Weigend, 2002). Además se puede asegurar que la diversidad florística de este territorio ha sido muy poco coleccionada. Según Brako & Zaruchi (1993), en el territorio nacional se registran 971 especies de Fabaceae (leguminosas) de las cuales sólo se han registrado en Piura 81 especies. Esta cantidad es muy poco para un territorio tropical que esta familia prefiere. Los amplios ecosistemas naturales del Departamento de Piura, como el Bosque Seco, los bosques montanos de neblina, en algunos casos con vegetación arbórea alta y de amplia cobertura, los pajonales altoandinos llamados Páramos, con sus singulares lagunas, son escenarios naturales que albergan alta diversidad biótica, que necesitan coleccionarse.

Los bosques naturales están muy deteriorados en su estructura florística y vegetacional por extracción de madera, o ellos han sido talados totalmente para la instalación de agroecosistemas de cultivos anuales. Según Dillon (1994), los bosques montanos del Nor Oeste del Perú están siendo rápidamente destruidos, como está ocurriendo en el Ecuador, sin que antes se haya documentado la biodiversidad existente en ellos. Actualmente, los bosques montanos del Nor Oeste peruano han sido intervenidos en una elevada proporción, quedando éstos como “islas” o fragmentos de un extenso bosque continuo.

Con el objeto de ampliar el conocimiento florístico y ecológico de los bosques montanos de neblina residuales y proporcionar información prioritaria con fines de conservación, en este documento se presentan los resultados de colecciones realizadas en una zona correspondiente al Bosque Mijal.

Aspectos Geográficos

El bosque Mijal ocupa la ladera occidental del Cerro del mismo nombre, cuya altitud máxima es de 3 677 m, según el mapa físico-político del Dpto. de Piura (Inst. Geogr. Nacional, 1992), situado a SE de la localidad de Chalaco. Este territorio pertenece a la provincia de Morropón, distrito de Chalaco (Fig. 1). Su acceso se hace siguiendo la carretera Piura - Morropón – Chalaco- Pacaipampa. Desde el Caserío Tierra Colorada, (5º 01’ 21” L.S.; 78º47’ 06” L.O.) situado entre Chalaco y Pacaicampa, se toma el desvío hacia el Caserío Altamiza (2 700 m, 5º 2’ 49” L.S.; 79º 44’ 8” L.O. – 17M 0640176, UTM 9441484), el cual es la puerta de entrada al bosque Mijal. Por una trocha carrozable, en época no lluviosa, se avanza hasta el Caserío Vista Alegre (3 400 m, 17M 0642079 – UTM 9440619). Desde esta localidad continúa un camino de herradura que atraviesa al bosque en dirección Sur, hasta la pequeña Laguna Mijal (3 180m, 5º 4’21.5” L.S. ; 79º 42’ 44.8” L.O.). Desde Altamiza se inicia otro camino de herradura, que siguiendo una dirección Sur Oeste, llega al Caserío Juan Velasco. Este sendero recorre la parte baja del bosque hasta los 2 320 m, límite inferior del mismo.







El bosque Mijal en relación a los Andes, ocupa la vertiente occidental del extremo Sur de la cadena montañosa occidental de los Andes del Norte. Justamente a la altura del Cerro Mijal se inicia un ramal de estos Andes, que tomando una dirección NO, llega hasta la localidad de Lagunas. Weberbauer (1945), describe a este ramal andino como la cordillera entre las localidades de Lagunas y Frías que en su cima (3 100 – 3 400 m) forma a la “Meseta andina”, de superficie ondulada, con vegetación herbácea principalmente de gramíneas, carente de neblinas; aunque sobre sus laderas occidentales, éstas son frecuentes y densas.

Los límites del bosque pueden describirse:

Hacia el Este, limita con el pajonal graminoso del páramo de la cordillera Guamaní (Weberbauer, 1945), cabecera de la microcuenca del río Quiroz.

Hacia el Oeste, limita con los pisos ecológicos inferiores de la quebrada Mijal, cerca de la desembocadura al río Chalaco.

Hacia el Sur, su límite lo constituye la cadena de cerros que en dirección Este-Oeste, separa la microcuenca del río Yamango, afluente del río Piscán.

Hacia el Norte, el límite llega hasta el caserío Altamiza.

En la Fig. 2 se presenta el mapa de ubicación del bosque de Mijal y sus límites.








Biogeografía

El área de estudio forma parte del sistema ecológico de los Andes del Norte, cuyas cadenas montañosas penetran al territorio peruano hasta el Paso de Porculla (2 145 m, 5° 50’ 10” L S; 79° 30’ 10.7” L O) Este constituye el área más baja de los Andes occidentales y junto con las profundas y angostas riberas de los Ríos Huancabamba, Chamaya y Marañón, conforma la Depresión de Huancabamba. Para varios científicos, ésta representa una frontera biogeográfica para taxones de la zona andina (Weigend, 2002), entre los Andes del Norte (Venezuela – Norte peruano) y los Andes del Centro, que recorren al Perú hasta el Altiplano. Por esta razón, las características florísticas de los Andes del Sur del Ecuador tienen gran similitud con los bosques montanos peruanos situados al N de la Depresión de Huancabamba, pues ellos forman parte del mismo espacio fitogeográfico andino. De otro lado, la población rural de Piura y Cajamarca utiliza el concepto de Páramo, para referirse a los ecosistemas graminosos altoandinos situados en este territorio.

Hidrografía

El Bosque Mijal constituye parte de la cabecera de cuenca del Río Piura, a través de la subcuenca del Río Chalaco. Éste, conjuntamente con los Ríos La Gallega y Piscán, vierte sus aguas al Río Piura a través del Río Corrales. Las Quebradas Carpinteros, Mijal y Chonta son las más importantes contribuyentes de agua hacia el río Chalaco.

La parte alta del Bosque Mijal, orientada hacia el N y constituida por un páramo de mayor precipitación y alta humedad en el suelo, constituye un área de divorcio hidrológico hacia las quebradas antes mencionadas y hacia el Río Naranjo, perteneciente a la cuenca del Río Quiroz.

Considerando las necesidades de agua en los pisos ecológicos inferiores de la vertiente occidental (bosque seco y desierto costero); la conservación del Bosque Mijal es de singular importancia por constituir una fuente de recurso hídrico importante. Tanto su amplia cobertura vegetal como las características edáficas del horizonte A del sustrato, actúa como una esponja que retiene importantes volúmenes de agua.

Ecología

El área de estudio presenta características ecológicas propias de los Andes Tropicales, con particularidades según su latitud, altitud sobre el nivel del mar, exposición a vientos y neblinas.

El Bosque Mijal abarca un espacio comprendido aproximadamente entre los 2 200 m. en su límite inferior, hasta los 3 350 m en su límite superior. El tipo de vegetación existente en este rango de altitud varía según el volumen de precipitación anual, la misma que se incrementa en sentido ascendente; el efecto decreciente de la temperatura hacia el piso ecológico llamado Páramo, la humedad del suelo y humedad relativa atmosférica disponible.

-Según el concepto de Zonas de Vida Natural (ZVN) del sistema de Holdridge (1 982), en este espacio se reconocen: (Cuadro 1, Fig. 3).

Zona baja, constituye un bosque seco Montano Bajo Tropical (bs-MBT). Esta zona es un ecotono, conformado por vegetación arbustiva – arbórea perennifolia que desciende del piso ecológico superior y vegetación caducifolia asociada a un estrato herbáceo en su mayoría anual, que ascienden del piso ecológico inferior.

Zona media, está constituida por un bosque húmedo Montano Tropical (bh-MT); conformado por vegetación arbórea y arbustiva perennifolia, un estrato herbáceo en su mayoría perenne. Esta vegetación conforma gran parte del bosque estudiado. Sus características vegetacionales y florísticas son el producto de la mayor pluviosidad y frecuentes neblinas, que incrementan la humedad atmosférica principalmente durante la estación lluviosa. El abundante epifitismo – conformado por pteridofitas, orquídeas, aráceas, gesneriáceas, bromeliáceas; diferentes musgos y líquenes - son un indicador de la mencionada humedad. Esta característica determina el nombre de “bosque de neblina”.

Zona alta, constituye un bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh-MT), conformado por vegetación de baja estatura, de tipo pajonal de gramíneas con plantas de tallos muy cortos y hojas adosadas a la superficie del suelo; algunas herbáceas erguidas y arbustos dispersos que pueden o no sobrepasar la estatura de las gramíneas.















Según el concepto de Regiones Naturales (Pulgar Vidal, 1 987) el bosque muestra una zona de Jalca en la parte alta, denominada en aquel lugar Páramo; y las zonas media e inferior, que corresponden a una región Quechua y Yunga respectivamente. (Fig. 4)








Climatología

En el área del bosque no existe estación meteorológica, por lo cual los parámetros climáticos que se presentan son los que indica la bibliografía (INRENA, 1995) para cada una de las ZVN.

Con excepción del bs-MBT, en cuya ZVN se presenta un déficit hídrico después de la estación seca; en el bh-MT y bmh-MT, la evapotranspiración potencial es menor (0.5) o igual al volumen de precipitación promedio total por año. Por ello, en estas ZVN, no se presenta déficit hídrico durante el año, por lo que se califica como un clima subhúmedo a húmedo.







Diversidad Florística

La investigación florística ha abarcado a las especies que conforman el bosque (árboles, arbustos y hierbas), las mismas que corresponden a las divisiones: Pteridophyta y Angiospermae

Este cuadro nos ilustra la gran diversidad florística de este pequeño bosque relicto, de 600 - 800 has de bosque primario.








La sistematización de las colecciones por familia, género y especie basada en la bibliografía (Holmgren & Molau, 1984, Cuamacás, 1995, Neuendorf, 2003, Macbride, 1930; Ulloa 1993) , y en las consultas de los Herbarios Loja, UMS, UPAO, CPUN; nos ha permitido reconocer la presencia de 236 especies, distribuidas en 71 familias y 168 géneros (Cuadro 3) y que, del número de familias mencionadas, sólo 08 acumulan 113 especies (Cuadro 4), es decir, el 47.8 %.








Aunque la investigación florística del Bosque Mijal no se ha concluido, faltando determinaciones científicas de la colección y realizar aún mayores colecciones, se han obtenido resultados importantes en cuanto a la distribución de especies.

En el bosque se han registrado especies hasta ahora descritas solo para los Andes del Norte: Calceolaria semiconnta Pennell (Scrophulariaceae), Bomarea multipes Benth.(Liliaceae), ambas endémicas del Ecuador, Polypodium murorum Hook (Polypodiaceae) y Aira caryophyllea L. (Poaceae), una introducción del Nuevo Mundo (Jorgensen & León – Yañez, 1 999). La presencia de estas especies en el extremo norte del Perú, al N de la Depresión de Huancabamba, nos indica que ésta es una distribución natural debido a que este territorio pertenece al Complejo Ecológico de los Andes del Norte. En este sentido, el concepto de endemismo basado en criterios geopolíticos no es natural y el resultado aquí obtenido no hace más que evidenciar la distribución de las especies según unidades fitogeográficas o ecológicas.

También se han registrado especies distribuidas, tanto en los Andes del Norte como del Centro, tales como Symplocos nuda Humb. & Bonpl. (Symplocaceae) y Croton callicarpifolius M. Vahl, registradas en el Ecuador (Jorgensen & León-Yañez, 1999). En el primer caso, Brako y Zarucchi (1993) no menciona a esta especie para el Perú, sin embargo, Stahl (1993) indica que esta especie es conocida de un espécimen dudoso que posiblemente fue colectado en Huánuco por Rivera López. En el segundo caso, Brako y Zaruchi menciona que esta especie no ha sido confirmada para el Perú, pero Macbride (1951) indica que esta especie ha sido colectada por Raimondi en Chalaco, Piura.

De otro lado, se han registrado los endemismos: Senecio piurensis Sagastegui & Zardini (Asteraceae), Gentianella liniflora (H.B.K.)Fabris ex J. S. Pringle (Gentianaceae), Calceolaria divaricada H.B.K. (Scrophulariaceae), Calceolaria linearis R. & P. (Scrophulariaceae) (Brako & Zarucchi, 1993) Clinopodium flabellifolium (Epling & Jativa) Govaerts (Lamiaceae) (Ulloa Ulloa et al., 2004)

Las familias con mayor número de especies se muestran en el Cuadro 4, siendo las Asteraceae, Poaceae y Solanaceae las más representativas. Las 68 familias restantes tienen menos de cinco especies y, la mayoría de ellas tienen solo una.

Estado actual del Bosque

Las características actuales de la vegetación son el producto de la acción antrópica. La población asentada en el área ha ejercido y aún ejerce un impacto negativo sobre la vegetación primaria del bosque. Esta población, que se incrementa aún más, ha instalado en el espacio del bosque áreas de cultivo (papa, arveja, maíz) y de pastos cultivados para crianza de ganado vacuno. Por esta razón el bosque se presenta en forma discontinua, a manera de “islas” que alternan con aquellas áreas manejadas por el hombre. Sólo en las áreas donde la topografía es de alta pendiente y pedregosidad, generalmente a lo largo de las quebradas, el bosque se muestra con escasa intervención y se puede apreciar una vegetación primaria. Por ello, el bosque propiamente dicho se reduce a unas 800 Has.

Esta acción antrópica está produciendo degradación de los suelos, tanto en espesor del horizonte “A” (suelo propiamente dicho y materiales orgánicos en descomposición), como en contenido de nutrientes por la erosión hídrica de las lluvias y del agua de riego por inundación. Considerando que los cultivos instalados requieren limpieza total del bosque y son de carácter anual, estos procesos de degradación se incrementan aún más.

Uso de las plantas

Las especies que conforman el presente inventario tienen diversa utilidad, como producto de la relación hombre – planta ocurrida desde el momento que él se estableció en el espacio andino. De esta relación ha surgido una cultura del uso de las plantas que se ha transmitido de generación a generación y que llega hasta nuestros días. Los diálogos con los campesinos que habitan el bosque, han demostrado que éstas constituyen un recurso natural de interés social. Los usos detectados son:

Plantas para leña. El bosque representa para los pobladores una fuente de energía térmica para cocinar sus alimentos. Durante los meses de Octubre a Diciembre, antes del inicio del periodo de lluvias, es cuando mayor cantidad de “leña” extraen del bosque para guardar en la casa.

Plantas medicinales. A este respecto, Zwijnen & Woudenberg (2003) han registrado 23 especies medicinales en este bosque. Además, se ha colectado “cascarilla”, perteneciente a la especie Cinchona officinalis, cuya corteza es utilizada para curar afecciones respiratorias, al tomarla en maceración con aguardiente. El “shimir”, perteneciente a la especie Mauria heterophylla, produce alteraciones de la piel y el campesino trata de no tocar estas plantas debido a las resinas contenidas en su estructura. La “suelda con suelda”, del género Phoradendron es utilizada para la rápida soldadura de los huesos en caso de fracturas. También se ha informado que el “Poleo del Inca”, perteneciente al género Satureja sp., es utilizada como té, para aliviar procesos de indigestión.

Plantas maderables. Con este propósito se utilizan a las plantas conocidas como “puchugero”, “paltón chico”, “puchuguero paltón”, “paltaguiro”, pertenecientes a la familia Lauracea, géneros Persea, Ocotea, Nectandra, respectivamente. Igualmente se utiliza con este fin a Symplocos nuda, conocida como “laicate”; a Weimannia chryseis, conocida como “punzaro”, a Citronella sp, conocida como “limoncillo”, Alnus accuminata ssp. accuminata, denominado “aliso”.

En el bosque se han encontrado varias especies de interés ornamental, como es el caso de las especies del género Calceolaria, de la familia Scrophulariaceae; Tibouchina de la familia Melastomataceae y varios tipos de helechos y orquídeas.





































Conclusiones y recomendaciones

Los fragmentos de bosque relicto que quedan en la zona de estudio contienen una rica diversidad biológica que urge registrar, estudiar y aprender a conservar para aprovecharla de forma sostenible.

En el bosque Mijal se han registrado 76 familias pertenecientes a las Divisiones Pteridophyta y Angiospermae, 150 géneros y 216 especies.

Las familias Asteraceae, Poaceae y Solanaceae son las más representativas del bosque Mijal. Las especies Calceolaria semiconnta, Bomarea multipes, Polypodium murorum, y Aira caryophyllea, registradas en el bosque Mijal, constituyen primer registro para el Perú.

Las especies Solanum piurensis, Calceolaria divaricada y Calceolaria linearis son endémicas peruanas.

Una de las funciones del bosque de Mijal como ecosistema es el abastecimiento de agua para cientos de miles de personas que habitan en la cuenca del río Piura, por lo que es importante que los usuarios valoren este servicio ambiental de manera que se compense económicamente a los habitantes de los bosques altoandinos para que se conviertan en verdaderos cuidadores del agua.

Es urgente conservar el bosque y detener las actuales intervenciones humanas como la extracción de madera para leña y construcción. Para ello, los pobladores deben trabajar junto con su gobierno local y la ODER (Oficina de Desarrollo Rural del Municipio de Chalaco) de manera que se ponga en práctica el mapa de uso potencial de la tierra (elaborado por el Programa Chalaco) en donde se han identificado y clasificado áreas para las diversas actividades productivas y de conservación. Allí se señalan zonas propicias para bosques de producción, uno de cuyos fines es la propagación de especies maderables de rápido crecimiento para usar como leña y también con fines comerciales, generando ingresos para las familias bajo una propuesta de producción sostenible.

Agradecimientos

Expresamos nuestro agradecimiento a la Agencia Española de Cooperación Internacional por el financiamiento del “Programa Desarrollo Sostenible de Ecosistemas de Montaña en el Perú”, en el marco del cual se realizó la presente investigación. A la Universidad de Wageningen (Holanda) a través de los Sres. Stef de Haan, y Van der Maesen, quienes hicieron posible la visita de los alumnos C. Zwijnen, S. Woudenberg y K. Hoesenlaar, para hacer colecciones en el bosque estudiado.

Agradecemos a la Universidad de Piura, en la persona de su ex Rector, Dr. A. Mabres, y a la Municipalidad de Chalaco por sus excelentes coordinaciones para el trabajo; a los directores de los Herbarios de Loja, USM, HAO, CPUN.

También agradeceremos a los profesionales Juan Carlos Ocaña, Alan Díaz, M. Sánchez M., y al plantel de técnicos del Programa “Desarrollo Sostenible de Ecosistemas de Montaña en el Perú”.



Literatura citada

Brako, L. y J. L. Zarucchi. 1993. Catálogo de las Angiospermas y Angiosperrmas del Perú. Vol. 45. Missouri Botanical Garden. USA.

Cuamacás, S. B. & Galo A. Tipaz. 1995. Arboles de los Bosques Interandinos del Norte del Ecuador. Publicación del Museo Ecuatoriano de Ciencias Naturales, Monografía 4. Quito, Ecuador.

Dillon M.O. 1994. Bosques Húmedos del Norte del Perú. Arnaldoa 2(1), Universidad Antenor Orrego. Trujillo.

Harling, G. & M. Neuendorf 2003. 200 Alstroemeriaceae. In : G. Harling & B. Sparre (eds.), Flora of Ecuador 71:7 - 101. University of Götenborg; Riksmuseum, Götenborg, Stockolm.

Holdridge, R. Leslie 1982. Ecología Basada en Zonas de Vida. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura. San José, Costa Rica.

Holmgren, N. H. & U. Molau 1984. 177. Scrophulariaceae. In : G. Harling & B. Sparre (eds.), Flora of Ecuador 21:1 – 189. University of Götenborg; Riksmuseum, Götenborg, Stockolm.

INRENA. 1995. Mapa Ecológico del Perú. Ministerio de Agricultura. Lima, Perú.

Instituto Geográfico Nacional 1992. Departamento de Piura, Mapa Físico Político, Piura.

Jorgensen, P.M. & S. León – Yañez 1999. Catalogue of the Vascular Plants of Ecuador. Monographs in Systematic Botany, Vol. 75. Missouri Botanical Garden, USA.

Macbride, J. F. 1930.Flora of Peru (varios volúmenes). Field Museum of Natural History, Chicago, USA.

Pulgar Vidal, J. 1987. Geografía del Perú. Las Ocho Regiones Naturales, la Regionalización Transversal, La Microregionalización. Lima, Perú.

Stahl, B. 1993. The genus Symplocos (Symplocaceae) in Peru. Cadollea 48.

Ulloa Ulloa, Carmen & P. M., Jorgensen. 1993. Árboles y Arbustos de los Andes del Ecuador. AAU Reports 30. Aarhus Universitty. Denmark.

Ulloa Ulloa, Carmen, J. L. Zarucchi & B. León. 2004. Diez Año de Adiciones a la Flora del Perú: 1993 – 2003. Arnaldoa, Edic. Especial. Universidad Privada Antenor Orrego – Missouri Botanical Garden, Trujillo, Perú

Weigend, Maximilian 2002. Observations on the Biogeography of the Amotape Huancabamba Zone in Northern Perú. The Botanical Review 68 (1). New York Botanical Garden, USA.

Weberbauer, A. 1945. El Mundo Vegetal de los Andes Peruanos. Ministerio de Agricultura, Lima, Perú.

Zwijnen, C. & S. Woudenberg . 2002. A Floristic Inventory of the Andean Cloud Forest Mijal in Chalaco in Northwestern Perú. MSC- Report. Wageningen, Holanda.




--------------------------------------------------------------------------------

© 2008 Universidad Privada Antenor Orrego. Museo de Historia Natural

Av. América Sur Nº 3145, Urb. Monserrate, Trujillo
Casilla Postal 1075
La Libertad - Perú
Teléfono : (051) 044-604462



museo@upao.edu.p