Friday, October 05, 2007

CONOCIENDO CHALACO, ZONA CENTRAL ANDINA DE PIURA, AL NORTE DEL PERU






EL DIRECTOR DE MISION RURAL VISITANDO CARPINTEROS CASERIO DEL DISTRITO DE CHALACO
Por Chalaco y el Andino Central Una vuelta por la sierra de Piura

Publicado en el suplemento "Semana", de diario "El Tiempo"
Texto: Alonso Córdova Arrieta y Angela Valverde.
Fotos: Isayo Quinto, Angela Valverde, Nishme Kahatt, Guillermo Cangahuala.

-------------------------------------------------------




Ayabaca, Huancabamba, Pacaipampa, Frías y Chalaco, cuatro ciudades de la sierra de Piura. Sí, sierra, con montañas, frío, páramos, bosques de neblina, lagunas, ollucos, queso, sombreros y ponchos de lana de oveja, así como el “Perú profundo” de los documentales de Televisión Nacional. ¿Te animarías a visitarla?

Las ciudades y los pueblos se ponen más bonitos cuando están de fiesta, sobre todo si festejan al Santo Patrono y el Aniversario. El próximo 21 de junio cumplirán años las los distritos de Frías (Ayavaca), y de Chalaco. Este último, perteneciente a la provincia de Morropón, celebrará 179 años de creación.



La capital de este distrito, llamada también Chalaco, se encuentra ubicada a 2200 metros sobre el nivel del mar, y tiene zonas que alcanzan los 3200 m., como las partes más altas del bosque Mijal. Llegar hasta allí es una aventura que empieza en el Terminal de Castilla (Piura), desde donde sale la combi de la Empresa de Transportes ALBACA (de Aldabar Barreto Castillo), a las 7:30 de la mañana, todos los días.

Son cinco horas de viaje. Hasta Morropón hay 85 km de carretera asfaltada. En esta ciudad, los viajeros se detienen un rato a tomar desayuno (recomendación para los novatos: coman ligero y si sufren de mareo, no les vendría mal llevar alguna pastilla apropiada y caramelos de limón).

A partir de aquí, el camino va de subida y en afirmado. Los conductores de ALBACA, expertos en estas rutas, sortean las curvas con gran destreza, lo cual puede resultar vertiginoso para algunos con poca costumbre de andar por estos lares. Pero bien valen el “susto” los hermosos paisajes de cerros parchados con varios tonos de verde, algunos bosquetes, sembríos de maíz, (seguimos subiendo) ceibos, pasayos, faiques, (subimos más, a 1500 m.s.n.m.) puchugueros, lanches, higuerones, pajules…




Mujeres hilando al filo del camino, otras tejiendo en telares de cintura, en la puerta de sus casas, mientras secan menestras. Alguna parada de rigor (siempre hay baño en las tiendas). Aún se usa el sombrero de paja, pero no más al estilo “chalán”, sino de copa cilíndrica y alta. Vestidos multicolor, faldas de lana, pantalón oscuro, ojotas (yanques), poncho, Dina Páucar llorando de amor por la radio de la combi, alternando con las cumbias sanjuaneras de Corazón Serrano. No se oirá el Cóndor Pasa, pero el olor ya nos habla de tierras serranas (a menos de 100 Km. de la capital regional).




Finalmente, Chalaco y con hambre. Menú de 3 ó 4 soles en algún restaurante, hotel (de entre 15 y 25 soles por habitación) o albergue municipal, desde donde se tiene una hermosa vista de la ciudad. Bastará salir a la calle para encontrar una cultura diferente a la nuestra, costeña, calurosa y un poquito amodorrada.

Si disponemos de tiempo para ir más lejos, experiencia en camping y trekking, Chalaco ofrece muchas posibilidades y muchas rutas interesantes a seguir. La capital distrital podría funcionar muy bien como “centro de operaciones” de cualquier excursión a la sierra piurana, pues de allí se llega a la Meseta Andina (Frías), la ciudad de Pacaipampa, las ruinas del cerro “El Chaire” y de Caxas (todos en la provincia de Ayabaca), e incluso, tras 12 horas de caminata regular, a las místicas lagunas de las Huarinjas (en Huancabamba).

Sin salir del mismo Chalaco, al noreste de la capital, a 5 horas a pie por trocha (y hora y media en movilidad), se encuentra el bosque de Mijal, de increíble riqueza paisajística y gran diversidad biológica, propia de los ecosistemas de montaña en el Perú.




Este bosque, depredado sin mala fe durante las últimas décadas, constituye el “colchón hídrico” de Chalaco. Es decir, sus árboles retienen la humedad de las neblinas intensas con sus copas y la condensan en gotas que luego van cayendo al suelo. Así forman pequeños riachuelos que, entre todos, constituyen un considerable afluente de agua pura que llega hasta el río Chalaco, el cual desemboca en el río Piura.

En Mijal también viven muchos campesinos, a quienes abastece de leña, plantas medicinales y árboles frutales. Además, se encuentra en una zona de pendiente pronunciada, por tanto protege las laderas, es decir, evita que haya deslizamientos o huaicos.




Es muy rico en flora y fauna. Las plantas más importantes son los alisos, paltones, puchugueros, punzaros, laycates y el árbol cinchona, llamado “cascarilla” por los pobladores locales, representante oficial de la riqueza vegetal del Perú, situado a la derecha de la vicuña en el escudo patrio y conocido a nivel nacional como “árbol de la quina”.




Caminatas para apreciar los paisajes, tomar fotografías, observar aves y flores (sobre todo las bellas orquídeas), practicar ciclismo de montaña y otras opciones turísticas que podrían significar una valiosa fuente de ingresos para las personas del lugar, que son muy pobres en su mayoría.




Hacen falta, por supuesto, mapas de ruta, señalización de caminos y zonas de camping. Sin embargo, de modo informal, la Municipalidad de Chalaco puede brindar información a cualquier grupo de viajantes aventureros. Contactar con quienes trabajan en Proyectos de Desarrollo en la zona también es una buena opción, pues conocen caminos y tienen amigos en los caseríos, dispuestos a preparar un estofado de gallina criolla por 15 soles, para 7 personas.

En Chalaco hay suficientes datos, agua, víveres y combustible para completar una bien organizada expedición. Sólo es cuestión de ganas, algo de dinero, 6 ó 7 amigos y mucha resistencia física. Se puede conseguir un buen mapa en la oficina de información turística de la Municipalidad de Piura y guías en la sierra, a lo largo del camino, pues una vez andando, cualquier grupo de niños, mujeres hilanderas o agricultores con barreta al hombro, indicará la ruta con sencilla amabilidad, sólo a cambio de un cordial “buenos días”.

Para agregar, nosotros desde MISION RURAL,. comentarles que a la fecha, mes de octubre del 2007 se ha terminado de construtir una trocha carrozable que llega directamente hasta las famosas lagunas de las huaringas, desde chalaco se está aproximadamente a unas dos horas y media.
La diferencia es que una vez que se llegue a chalaco, la trocha carrozable transcurre por territorios de unos lindos paisajes y el clima mas benigno, con una geografia mas plana.Es una buena alternativa para llegar a las famosas Huaringas. Estan todos invitados a Conocer Chalaco.

1 comment:

Anonymous said...

PRIMERAMENTE PARA DARLE GRACIAS A DIOS POR HABER CREADO TAN BELLOS PAISAJES, SOY DE LA COSTA (sechura), PERO ME GUSTAN LOS CAMPOS EL DISEÑO DE SUS CASAS, PUDE CONOCER SUS ALREDEDORES Y MUY EN ESPECIAL SU GENTE.
CRISTO LES AMA
DIOS LES BENDIDA